Avena a la naranja, con frutos secos y arándanos

Letras | Cocina

IMG_4902_BR

Conversaremos hoy, por primera vez y no casualmente, de un momento vital en nuestra alimentación diaria: el desayuno. Crecí en una familia que no lo tenía en cuenta –casi como este blog, podrá usted decirme y deberé hacerme cargo del descuido.

Mi madre, santa desde nacida, cebaba mates para todos apenas despertábamos. Dos o tres a cada uno y estábamos listos para empezar. Ella para seguir su rutina, que comenzaba una hora o a veces dos más temprano que la del resto, y terminaba siempre, de noche, siendo la última en acostarse. “La infancia es el lugar donde vivimos el resto de nuestras vidas”, dice Rosa Montero con cuánta razón. Recurro en ocasiones a esta frase de la escritora pues según pasa el tiempo descubro, con menos sorpresa cada vez, que un número importante de costumbres y manías de mis padres y de otros se repiten ahora en las mías y en las de los otros hijos. «Lo que fue nuestra infancia influye decisivamente en lo que somos, en el resto de nuestra vida”, agrega Rosa.

IMG_4953_BR

Si usted es de los que huyen al trabajo sin desayuno, estuve ahí y estoy aún muchas de mis mañanas. Lo entiendo. Mi sugerencia –si me permite– es simple y clara: prevención, y antes de eso es elemental la toma de conciencia. Conscientemente podemos prevenir este descuido que no nos favorece. Pruebe al menos durante algunos días, mida entonces sus energías en las mañanas, su ansiedad o el capricho de llevarse algo a la boca sin hambre y con cuánta hambre se dispondrá a almorzar.

IMG_4935_BR

La primera propuesta de desayuno de cocinayletras incluye la avena. Podría ser cualquier otro cereal o semilla y sugerirle una manera más creativa de desayuno. Estaría de acuerdo quien habitualmente toma algún alimento por la mañana, pero usted, que al igual que yo batalla con esta comida, necesita un comienzo sin alardes.

IMG_4948_BR

Los cereales calientes se han consumido desde el origen de la civilización. La única diferencia que hemos aportado nosotros, los modernos, ha sido una reducción del tiempo de cocción; gracias a la tecnología se ha logrado moler tan finamente el cereal que se cuece en menor tiempo. Absténgase de los cereales listos para comer. La idea del señor Kellog era crear una alternativa saludable al desayuno de carne, huevos, pan blanco, etc. que acostumbraba consumir el pueblo norteamericano. Comercialmente ha sido un éxito, sólo que la mayoría de las marcas y envases que ofrecen los supermercados están compuestos de una cantidad más importante de azúcar que de cereales. Compre la avena tradicional o la de cocción rápida, y aproveche las propiedades que nos brinda, entre ellas, sus ácidos grasos esenciales, que ayudan a disminuir los niveles de colesterol, su fibra, sus proteínas e hidratos de carbono, entre otras.

IMG_4904_BR

La avena pura no contiene gluten, pero el grano de avena suele guardarse en los mismos graneros donde se conservan otros cereales, como el trigo, que sí lo contiene, por ello es muy común que la avena presente restos de trigo y, por ende, de gluten. Teniendo en cuenta el efecto nocivo del gluten en nuestra alimentación y sobre todo en el de las personas celíacas, es preciso desarrollar métodos de cultivo, transporte y molienda para obtener avena pura y libre de contaminantes. Esto permitiría incluir la avena dentro de la dieta sin gluten, haciéndola más equilibrada y variada a nivel nutricional. Si en Estados Unidos ya se está haciendo significa que existe un mercado que avala la inversión necesaria y la convierte en un negocio rentable. Y nosotros, cuándo?

IMG_4961_BR

Este desayuno incluye tres recetas:

Avena a la naranja, con frutos secos y arándanos
Salsa de arándanos enteros
Licuado de arándanos

Ingredientes: (para 2 personas)
100 grs de avena arrollada
3 cdas. de semillas de sésamo integral
ralladura o tiritas de cáscara de 1 naranja
40 grs de almendras
30 grs de pasas de uva jumbo (las grandes, son más cremosas)
5-6 damascos secos (o la fruta seca que prefiera)
350-400 ml de agua
2 cdas. de miel
stevia c/n a gusto

IMG_4825_BR

IMG_4835_BR

Preparación: Picar groseramente las almendras (reservar 1/3 de la cantidad indicada para finalizar el plato). Tostar en una sartén a fuego bajo las almendras picadas, la avena, las semillas de sésamo y la cascarita de naranja.

IMG_4849_BRPREVENCIÓN: Este proceso lo puede hacer previamente y conservarlo hasta una semana en un frasco de vidrio con tapa hermética. Esto disminuirá en forma notable su tiempo en la cocina cuando está apurado.

Picar los damascos (o fruta seca que tenga en casa y sea de su agrado) y las pasas de uva. Reservar.

Cuando los cereales están ligeramente tostados y su color apenas más oscuro (se dará cuenta por el aroma que comienzan a desprender) incorporar el agua y cocinar hasta que la avena esté tierna, 3-4 minutos, tal vez menos. Apagar el fuego y añadir los damascos y las pasas picadas, mezclar bien y servir. Terminar con las almendras picadas y la salsa de arándanos.

IMG_4891_BR

ATENCIÓN: Puede desayunar tranquilamente sin preparar la salsa de arándanos. Nada más espolvoréelos sobre la avena, en crudo, y disfrútelos. Si no tiene arándanos puede utilizar cualquier otra fruta que le apetezca.

IMG_4904_BR

Salsa de arándanos (para 2 personas)
80 grs de arándanos
1 cda. de miel
Colocar los arándanos y la miel en una sartén y calentar a fuego bajo hasta que la miel se disuelva y los arándanos resulten brillantes, 2-3 minutos. Muy fácil, verdad?

IMG_4830_BR

IMG_4857_BR

IMG_4862_BR

IMG_4909_BR

Licuado de arándanos
(1 vaso)
100 grs de arándanos
½ manzana
100 ml de agua mineral
stevia, miel o azúcar orgánico c/n a gusto

IMG_4907_BR

Para aprovechar los arándanos y sus virtudes acompañé este desayuno con un licuado de arándanos y manzana. Usted puede seguir con su café, mate, té o lo que tome a diario. Pero a veces, un licuado energético, puede ser una opción rica y sana que pocas veces consideramos.

IMG_4885_BR

Preparación:
Colocar los arándanos, la manzana picada, el agua mineral y el endulzante elegido en la licuadora y procesar. Servir inmediatamente con la avena cocida.

IMG_4888_BR

CONSCIENCIA: Empezamos a desayunar??

IMG_4974_BR

Marisa Bergamasco
(Aficionada a la escritura, al buen cocinar y al buen comer y a los buenos y grandes cariños, de profesión agente de viajes, soñadora de vocación, por siempre…)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected by WP Anti Spam