Pan Cotidiano con harina multipropósito “cocinayletras”. Gluten free!

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Letras | Cocina

IMG_1488

En nuestra última receta explicamos cómo producir una harina multipropósito que fuese gluten free. El término multipropósito debiera significar que esta harina sirve para todo uso. Hoy corresponde demostrarlo.

IMG_1588

IMG_1430

Comenzaremos con uno de los retos más difíciles a la hora de cocinar sin gluten, la elaboración de un pan. Especialmente de uno que pueda acompañar y agregar sabor –además de valor– a cualquiera de nuestras cuatro comidas, o a todas aquellas para las que usted disponga del tiempo y las ganas de consumir. Su nombre lo indica: un pan cotidiano. De sabor neutro y rico a la vez, discreto y a la vez muy personal. Si usted es como yo, y le cuesta comer si no tiene a mano (o en la mano) al menos un pedacito de pan añadido, apúntense de inmediato con esta receta. Saludable, exquisita y, esencialmente, fácil de realizar.

IMG_1433

A propósito de poco esfuerzo, quiero contarle una experiencia de trabajo por completo opuesta a nuestra antipatía actual por hacer frente a las tareas tediosas. Una experiencia tan conmovedora como la serenidad casi apacible y la resignación de estas mujeres africanas al abordar la práctica de limpiar el arroz. La oí de mi amigo Néstor.

Las mujeres de la tribu mangbetu, de la actual República del Congo, después de haber recogido el arroz lo machacan en un mortero muy grande para extraerle la cáscara. Luego, para separar esta cáscara del grano, lo colocan en una cesta de bordes bajos, bastante ancha, que sujetan con las dos manos, mientras, moviendo el cuerpo en una especie de danza, empujan la cesta hacia arriba y hacen saltar el arroz. Como la cáscara es más liviana, vuela más alto que el grano; entonces, en ese preciso momento, la soplan para que caiga fuera de la cesta. Finalmente, uno a uno, limpian a mano los posibles restos de cáscara que pudieran no haber sido eliminados al soplar.

IMG_1618R-JPG

Por supuesto y felizmente, usted y yo compramos el arroz ya libre de polvo y paja. Hasta gozamos de la habitual comodidad de obtener la harina de arroz integral –que utilizamos hoy en nuestro pan cotidiano– envasada y lista para su uso. El relato anterior no pretende ser una apología al trabajo forzado o forzoso; es muy sencillo, intento soltar de estas mujeres siquiera una cuota de su aplomo imperturbable, de su casi indiferencia, para que usted, tarde o temprano, y con una parte muy chiquita de ese aplomo o de esa calma, se meta en la cocina, ensucie un plato, sus manos, algún utensilio, y actúe allí dentro con más soltura, se quite el disgusto, que la cocina no pica, no contagia ni mata.

IMG_1460

Es sólo un espacio en donde, quienes nos sentimos cómodos, sabemos seguramente del trabajo que conlleva pero, antes de eso, somos conscientes de las gratificaciones y de los grandes dones que la cocina ofrece a cambio, sabemos tanto de su paz. Sí, no me mire con ojos incrédulos, de la paz. Analícelo. Y por favor, haga la prueba después.

IMG_1446

El pan cotidiano es una receta ideal para comenzar. Le doy garantías, por si necesita otro estímulo aún, de su buen resultado y sus propiedades saludables. Nuestra harina multipropósito cocinayletras es íntegramente dúctil, muy acomodadiza, verá usted en cuántas preparaciones la utilizaremos. Téngala cerca en un frasco de su aparador, como le sugerí en mi última entrada y, para la próxima, habrá evitado la mitad del trabajo pesado que no le gusta hacer en la cocina.

IMG_1602

Empezamos ahora?

Pan Cotidiano con harina multipropósito cocinayletras. Gluten free!

Ingredientes: (para un pan de 25 cm x 11 cm, medidas de los bordes superiores)
500 grs. de harina multipropósito cocinayletras gluten free
2 ½ cucharaditas de sal marina
25 grs de levadura fresca
1 cdta. de azúcar orgánico (para la levadura)
4 huevos
120 ml de agua (50 ml para la levadura, el resto para amasar)
130 ml de aceite de oliva (o el aceite habitual de su casa)
2 cdtas. de miel

IMG_1247

Preparación:
Untar un molde de pan con aceite de oliva o rocío vegetal. Disolver la levadura con el azúcar y 50 ml de agua tibia. Tapar con papel film y dejar levar en lugar cerrado y templado.

IMG_1259IMG_1261

Mezclar la harina con la sal y colocarla en un bowl en forma de corona. En el centro volcar los huevos y luego la miel. Batir.

IMG_1275IMG_1277

Verter la levadura en el centro y mezclar con los huevos y la miel.

IMG_1280

Agregar por último el aceite de oliva y la mitad del resto del agua. Incorporar de a poco los ingredientes secos y el agua que fuera necesaria, revolviendo con un tenedor. Debe resultar una masa pegajosa que no se trabaja con las manos.

IMG_1288

IMG_1295

Volcar la preparación en el molde y darle forma ayudándose con las manos mojadas (para que no se pegue la masa en las manos). Cubrir con papel film y dejar levar durante 50 minutos a una hora.

IMG_1299

Retirar el papel film, emparejar sus bordes con las manos mojadas y realizar 3 o 4 cortes leves diagonalmente.

IMG_1325

IMG_1333

Llevar a horno precalentado a fuego moderado durante 35 minutos o hasta que insertando un palillo en su interior lo retiremos limpio.

IMG_1368

Dejar reposar en el molde por 15-20 minutos. Desmoldar y dejar enfriar (o comerlo calentito si no se aguanta las ganas!!!)

IMG_1414

Se conserva en la heladera 5-6 días perfectamente, en un envase con tapa hermética o en una bolsa bien cerrada. También puede congelarlo y, cuando lo necesite, lo retira del freezer una hora antes.

IMG_1603

Marisa Bergamasco
(Aficionada a la escritura, al buen cocinar y al buen comer y a los buenos y grandes cariños, de profesión agente de viajes, soñadora de vocación, por siempre…)

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected by WP Anti Spam