De India: Masala Chai

Letras | Cocina

dsc09500Cada comienzo de año se parece a un lunes. Se toman o se intentan tomar resoluciones nuevas, se inician las dietas de desintoxicación, aumenta el número de inscripciones en los gimnasios, de fieles en la iglesia, de mujeres en la peluquería cambiando estilos y colores, de esperanzas.

He recibido en mi correo varias ideas de regímenes a base de lechugas y otras frugalidades y algunos ejemplos de té depurativos, milagrosos –según sus creadores– para mitigar las consecuencias de este período de fiestas y comilonas. Justo y necesario probarlos.
Sólo que en mi caso, y luego de tantas dietas fallidas y exitosas, he resuelto consentirme un comienzo de año menos riguroso, más permisivo, pues sabemos que aquello prohibido adquiere un rol protagónico, se torna brillante y aumenta el deseo de conseguirlo, tocarlo, sentirlo, gustarlo, dominarlo. Claro que si usted ha tomado una resolución vital, entonces deberá ajustarse a sus exigencias. Ya no seré su referente con esta noción medio alocada que se me ha ocurrido en estos días sino su más devota seguidora y si me pide ayuda lo asistiré con alegría.

dsc09471De todas maneras usted me conoce. Opto, siempre que sea posible, por una alimentación sana, la forma más amigable de comer bien, sin privaciones ni ayunos que traerán consigo el enorme riesgo de malograr o abandonar hasta los mejores propósitos.

Le propongo un té, que si bien dicen tiene muchas propiedades revitalizantes, a mi me gusta porque es rico! El Masala Chai es una bebida muy popular en la India. Se toma a todas horas: para desayunar, comer o cenar, en casa, en la calle o cuando se visita una tienda, no vacilarán en ofrecérselo.
“Masala” es el nombre que se da a una mezcla de especias muy usada en la cocina hindú, literalmente significa “mezcla de especias calientes”, porque dan calor al cuerpo, y “Chai” significa té en hindú. El Masala, como se llama en India, es la mezcla de té negro con cardamomo, canela, jengibre, clavo, pimienta negra, cayena y nuez moscada. En realidad, no hay recetas para preparar un Masala Chai. Sí secretos. Dicen que cada familia en India prepara el suyo propio mezclando sus especias favoritas y esta combinación particular es transmitida de generación en generación. Su aroma seduce y su sabor nos sorprende y dispara el resto de los sentidos. Aunque los ingredientes pueden variar bastante, el sabor es siempre intenso, fresco y algo picante. Es importante que al servir, se haga desde lo alto, así se consigue que la bebida se oxigene y adquiera su gusto definitivo.

masala-chaiM&R Tours –recuerda que le he contado de nuestra agencia de viajes?– se ocupa, entre otras cosas, de acoger viajeros provenientes de la India en cualquier lugar de Sudamérica donde quieran pasar sus vacaciones. Y a través de estos años de no poco trabajo hemos aprendido a comprender cómo piensan, en qué creen, qué no dicen cuando dicen algo, qué esperan. Quizá cueste más entenderlos que quererlos, pues lo primero requiere cierto tiempo, lo segundo no más de un instante.

Para usted mi versión personal de este té tradicional de la India. Para nuestros indios: gracias!

dsc09505

Masala Chai

Ingredientes: para 2 tazas
1 ½ tazas de agua
½ taza de leche (en mi caso uso de cabra)
2 cucharaditas generosas de té negro en hebras (o 2 saquitos de té)
3 cucharaditas de azúcar mascabo
1 cucharada de miel
1 cucharadita de jengibre fresco rallado
3 frutos de cardamomo (descartar las vainas y utilizar las semillas de su interior)
6 granos de pimienta negra
1 rama corta de canela
1 cucharadita de pétalos de rosa secos (opcional)

dsc09377dsc09371dsc09398dsc09390dsc09383dsc09386En una cacerolita pequeña hervir el agua, bajar el fuego y agregar la leche, el azúcar, la miel y cocinar por 3 a 5 minutos. Añadir el té y las especias, revolver bien y tapar el recipiente. Cocinar 5 minutos más a fuego lento.

dsc09459Apagar el fuego y dejar reposar por 5 minutos. Colar y servir desde lo alto.

dsc09463dsc09464dsc09483Marisa Bergamasco
(Aficionada a la escritura, al buen cocinar y al buen comer y a los buenos y grandes cariños, de profesión agente de viajes, soñadora de vocación, por siempre…)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected by WP Anti Spam