Deprecated: Creation of dynamic property SimpleShareButtonsAdder\Plugin::$assets_prefix is deprecated in /home/cocina/domains/cocinayletras.com/public_html/wp-content/plugins/simple-share-buttons-adder/php/class-plugin.php on line 22

Deprecated: Creation of dynamic property SimpleShareButtonsAdder\Plugin::$meta_prefix is deprecated in /home/cocina/domains/cocinayletras.com/public_html/wp-content/plugins/simple-share-buttons-adder/php/class-plugin.php on line 23
dieta mediterránea | cocinayletras

Higos griegos

Higos griegos

Letras | Cocina

dsc09958Me gusta husmear en el plato de al lado, y también en el de más allá. Y no nada más en el plato. Subir lento, espaciando la sorpresa, con ojos de disimulo hasta el rostro de quien come, es un ejercicio que recomiendo experimentar al menos una vez, sea por falta de otra diversión a mano o bien por exceso de curiosidad, como me ocurre a mí.

En realidad, el hallazgo, no habrá de sorprenderlo. Quien come reflejará aquello que consume en su plato casi con la precisión con que los perros son espejos de sus dueños o los carritos en un supermercado de quienes los conducen.

higosSu dieta, entre otros componentes, lo define. Una de las importantes razones por las que amo la región mediterránea es su dieta infalible. De modo que acepté con entusiasmo el libro de cocina griega que ofreció prestarme Eugenia, mi generosa amiga y hermana. Y como soy adicta al dulce, me quedé prendada en la última parte que, por lo general en los libros de cocina, es la que presenta los postres. Dice el autor que el toque dulce al final de una comida griega suele ser un poco de fruta fresca de temporada como uvas, cerezas, higos, damascos, duraznos, naranjas, mandarinas, dátiles, nísperos, manzanas, peras, melón, granada, fresas… Otro clásico es el cremoso yogur griego servido con un chorrito de miel y quizá unos pistachos o almendras triturados por encima.

dsc09831A los griegos les encantan los dulces, sólo que los consumen durante el día con un café y preferiblemente una o dos horas después de las comidas en lugar de como postre, y eso, lo sabemos quienes perseguimos los beneficios de una vida saludable, evita que pongamos dificultades a la digestión del plato fuerte.

Las masas y las galletitas también las suelen elaborar con productos de temporada como fruta o frutos secos, y muchos de ellos van recubiertos con un almíbar de miel y cítricos que les confiere una textura llamativa e irresistiblemente húmeda.
Si nos abstenemos de la mantequilla, podría decirse que los postres griegos son bastante inofensivos. Por fortuna, usted y yo sabemos que podemos contar con un nobilísimo sustituto de la manteca como lo es el aceite de oliva, y con él habré de experimentar muy pronto para lograr un buen resultado en las recetas pecaminosas que le contaré más adelante.

dsc09895Elegí una propuesta con higos porque esta fruta, además de gustarme, me provoca un fanatismo tal que me hace llevarla donde vaya, o buscarla luego, ansiosamente, en los negocios locales para que no me falte un día. En cualquiera de sus formas: al natural, en almíbar, secos los adoro, en mermeladas, caramelizados, a la parrilla, confitados, al horno, qué más…

dsc09820Mórbido, sugerente, sacia y nos deja más contentos. Fruto de filósofos. Manjar predilecto de Platón. Los griegos al fundar una ciudad plantaban una higuera para ubicar el punto de reunión de los ancianos. Aporta energía, fibra, minerales, beneficios para la concentración, dulzura.
Lástima que este mundo de hoy nos haga pagar por cada higo el costo de un real lujo. El lujo es vulgaridad, leí escrito en la puerta del conductor de un camión remolque. Me asombró que la frase saliera de una grúa, pero estuve inmediatamente de acuerdo. Entonces el higo, que jamás será una fruta vulgar, no debiera costar lo que un lujo. No le parece?

dsc09926

Higos rellenos de pistachos y miel

Ingredientes:

250 ml de jugo de naranja recién exprimido
6 cucharadas de miel
12 higos
40 grs de pistachos pelados y picados
25 grs de damascos secos picados
2 cucharaditas de semillas de sésamo integral
2 cucharaditas de fécula de maíz
50 ml agua

dsc09854Calentar el jugo de naranja con 5 cucharadas de la miel en una cacerola hasta que se disuelva. Añadir los higos y cocinar a fuego bajo durante 5 a 10 minutos, hasta que estén medianamente hechos, pues es una fruta muy delicada y es posible que se desarmen si nos sobrepasamos en la cocción. Retirar del fuego y dejarlos enfriar en el líquido.

dsc09857dsc09869Mientras tanto, preparar el relleno mezclando en un recipiente los pistachos y damascos picados, las semillas de sésamo integral y la cucharada de miel restante.

dsc09878dsc09886Retirar los higos del jugo de cocción y practicarles un corte en la parte superior, muy cerca del, tallo hasta aproximadamente la mitad del higo. Ahuecar con los dedos y rellenar con una cucharadita de la mezcla. Cerrar la abertura presionando con cuidado y colocarlos en la fuente en la cual los serviremos.

dsc09918Llevar a fuego mediano el líquido de cocción, agregarle la fécula de maíz disuelta en agua y cocinar unos minutos más hasta que espese. Retirar y una vez tibio volcar sobre los higos.

dsc09991dsc09988dsc09996Marisa Bergamasco
(Aficionada a la escritura, al buen cocinar y al buen comer y a los buenos y grandes cariños, de profesión agente de viajes, soñadora de vocación, por siempre…)

Pollo Mediterráneo con Especias

Pollo Mediterráneo con Especias

Letras | Cocina

dsc06216La dieta Mediterránea tiene sus beneficios, lo sabemos. Y quienes la experimentamos sumamos estas ventajas a la salud de nuestro cuerpo y de la mente.

Muchos cereales, mucho aceite de oliva, muchas frutas, verduras y legumbres, muchos frutos secos, mucho pescado y carnes blancas, poca o mejor nada de la roja, pocos dulces procesados, nada de grasas saturadas. Y del resto de la cadena alimenticia, todo con moderación.

Hace poco hice un curso en el Instituto Argentino de Gastronomía, precisamente, de cocina Mediterránea. Agradezco a mi profesor Juan Mastriota por su versatilidad y entusiasmo, a su ayudante por darnos a degustar cada uno de los platos que Juan preparó y dispuso en porciones individuales para cada uno de nosotros, a mis compañeros por su complicidad, y al instituto por sus excelentes instalaciones y por la calidad gourmet de los ingredientes que utilizamos en sus cocinas.

entrega-de-diplomasgrupo-en-la-cocinaLa receta de este pollo proviene de Marruecos, luego fue interpretada por el instituto del cual les hablo y ahora está hecha a mi manera, conservando siempre, por supuesto, los principios y sabores del Mediterráneo.

Le compartiré otras recetas de este curso más adelante, pues todas son válidas y muchas son riquísimas.
Fainá con queso, hierbas y olivas negras, ensalada de pulpo, aceitunas rellenas, morrones asados al horno, paella con langostinos y camarones. Fueron más de 50 platos, o 50 aprendizajes, o 50 fiestas…

aceitunas-rellenaspulpoEste pollo comienza con las especias, y ahí reside su secreto y picardía.
Las especias (sustancias de origen vegetal que proceden de semillas, cortezas, raíces, brotes y bayas de determinadas plantas aromáticas) son cultivadas y utilizadas desde hace miles de años en Oriente, especialmente en la India, con el fin de aprovechar sus numerosas propiedades medicinales para la salud, además de aromatizar, conservar, dar color o resaltar el sabor de las comidas.

Gracias a las especias, el arte de comer, se convierte milagrosamente en una experiencia sensorial delicada, es esencial respetar el tiempo necesario para reconocer a cada una de ellas, para viajar hasta su lejano origen, para traernos desde allá un recuerdo o la imagen colorida y viva de sus múltiples pirámides en los mercados.

especiasTodos tenemos una determinada especia que nos pertenece y nos define, como de la misma providencial manera correspondemos a nuestras tradiciones. Las especias, que sanan, alivian, estimulan, nos recuerdan con sus virtudes nuestros deberes para con los otros.

Quisiera mencionarle algunos de los beneficios más destacados de las especias que incorporaremos en nuestro plato así como las maneras más adecuadas de utilizarlas y combinarlas.

Jengibre

jengibre-i Especia nativa del sureste de Asia. Combate las náuseas, los vértigos, el mareo y el jet-lag. Estimula la circulación sanguínea y la buena digestión.
Se usa la raíz de la planta, fresca o disecada y molida en las comidas orientales, sobre todo en la china, para condimentar platos de carnes, verduras, escabeches y algunas salsas.
En polvo aromatiza budines, tortas y tartas. Podemos preparar limonadas frescas con rodajitas de jengibre, limones cortados a la mitad y exprimidos, miel y agua mineral. Ideales para los días de calor.

Apreciada como afrodisíaco…

Azafrán

azafranEs generalmente poco consumido debido a la poca oferta que existe en el mercado, derivada de su dificultoso proceso de obtención. Para obtener medio kilo de azafrán se necesitan unos 40 kilos de la rosa de azafrán y cada rosa tiene tres estigmas que (secados) dan lugar a la especia más cara del mundo.
El azafrán tiene un importante contenido en hierro (anemia), vitamina C (potente antioxidante) y vitamina B6 (depresión, asma).
Su aroma es fuerte y exótico, y es el pilar aromático del risotto y la paella. También combina a la perfección con pescados, arroz y pollo.

Azafrán para esas noches solitarias. Da brillo y atrae al amor…

Comino

cominoTípico de la cocina árabe y mediterránea. Originario del Turkestán y del Valle del Nilo.
Es digestivo, aperitivo, elimina gases, anticoagulante, diurético, elimina toxinas, calma úlceras gástricas y dolores de vientre.
El comino se emplea en la cocina mexicana, peruana y la de la India, y la semilla se consigue tanto entera como en polvo. En sopas, caldos y guisos, en salsas, masa de pan, ensaladas de pastas y de arroz. Combina bien con maíz, coliflor, zanahorias, cebollas, lentejas, porotos y papas.
¿Concibe usted una empanada argentina sin comino?

Comino negro. Kalo jire. De protección contra el mal de ojo…
El pan en el que las semillas de comino se hayan horneado no puede ser robado por los duendes…

Canela

canelaLa mayor producción de canela se concentra en India y Sri Lanka. Proviene de la corteza interior seca del árbol del mismo nombre, y se puede encontrar en rama o molida.
Tiene poderosas propiedades antioxidantes. Consumida en infusión luego de las comidas, funciona como digestivo natural, detiene los vómitos, disminuye la aerofagia y la acidez y funciona como anti diarreico. Previene resfríos.
Su fragancia dulce y embriagante hace que sea un condimento ideal para acompañar chocolate, masas dulces, café, infusiones, licores y carnes, como el pollo por ejemplo.

Cálida y de color tostado. Inicia amistades…

Pimienta

pepeEs una de las más utilizadas desde la Antigüedad y está presente en las cocinas de casi todo el mundo. Su principal país productor es la India.
La pimienta posee cualidades vasoconstrictoras, por eso es beneficiosa para las varices, útero, vejiga, trastornos hepáticos o hemorroides.

Según sea el tratamiento que se le da al grano, al cosecharlo se obtendrá una clase diferente de pimienta, la pimienta negra, la pimienta verde y la pimienta blanca. La pimienta roja no sale de una planta de pimienta, sino que es el condimento que se obtiene al moler los frutos de alguna especie de ají.

Lo ideal es comprar la pimienta en grano y molerla uno mismo al momento de usar, mantendrá así todo su sabor y el aroma subirá fresco y picante hasta nuestros sentidos. Se puede emplear tanto en platos salados como dulces, incluso en bebidas.

Oro negro. La reina de las especias. Para ayudarle a contar sus más íntimos secretos…

Orégano

oreganoOriginario de Europa y Asia occidental.

Se usa como digestivo, antitumoral, carminativo, anti expectorante, antiséptico, antirreumático, antioxidante y antiinflamatorio. Ayuda en caso de cólicos menstruales, dolores de cabeza y estómago.

No falta en ninguna buena cocina mediterránea. Es un grandioso condimento de guisos, ensaladas, pescados, aves e incluso en perfumería. Típico de la cocina italiana, sobre todo en salsas y pizzas. Su inconfundible sabor va bien con tomate, queso fresco, verduras, pan, pasta, platos marinados.

Protege y purifica… Ayuda a relajar tensiones…

Ajo

ajoOriginario del Asia Central. Considerado uno de los vegetales curativos más importantes: antioxidante, reduce el colesterol y la presión sanguínea, eleva el colesterol HDL (bueno), antiinflamatorio, previene el envejecimiento cerebral, anticoagulante, mejora el sistema inmunitario.

Para utilizar en mariscos, aves, platos salteados, marinadas, pesto, aderezos, salsas y en comidas cocinadas a fuego lento. Personalmente me gusta machacar los dientes de ajo antes que picarlos, al terminar la cocción los retiro y me aseguro así de no masticarlos con la comida.
También los consumo asados al horno, envueltos en papel aluminio y cocinados durante 20 a 30 minutos. Luego, la pasta tierna del ajo, será el condimento ideal para preparar el pesto y para reemplazar el ajo crudo por un sabor mucho más suave y dulce en aquellas preparaciones que lo incluyan.

Alimento milagroso. Su fama de afrodisíaco es más temible que la del jengibre…
Espanta malos espíritus…

Chile – Peperoncino

peperoncinoEl chile es el fruto de la solanánacea mexicana capsicum. Es originario de América Central.

Entre gustos y colores, el ají tiene alrededor de 30 especies con diferentes formas, colores, y grados de picor. La sustancia que los hace picantes se encuentra en las venas y semillas de la parte interior, la capsaicina, con propiedades que pueden llegar a sustituir el uso de medicamentos antiinflamatorios, así como ciertos analgésicos. También mejora la digestión.

Confiere un sabroso toque picante a todo tipo de comidas. Se utiliza para preparar salsas, sopas y dips. Molido se puede espolvorear sobre cualquier tipo de carne durante el cocimiento o después de sazonar.

El chile seco o peperoncino se obtiene de la cosecha del chile maduro secado en plantas deshidratadoras o en “camas” o “paseras” dispuestas directamente a la luz solar.
Importante: NO se toque o frote los ojos al manipularlos, y lávese las manos con agua fría al finalizar.

Estimula la imaginación… Enciende…

Pollo Mediterráneo  (para 2 personas)

Ingredientes:
1 pechuga de pollo deshuesada y sin piel
dos rodajitas de jengibre fresco
¼ cucharadita de azafrán en polvo
½ cucharadita de comino en polvo
½ cucharadita de canela en polvo
1 ½ cucharaditas de orégano seco
2 dientes de ajo machacados
30 grs de tomates secos re hidratados en agua
½ peperoncino
50 grs de aceitunas verdes picadas groseramente
40 grs de pasas de uva
40 grs de almendras
Aceite de oliva 30 ml
Ralladura de la cáscara de 1 limón
jugo exprimido de ½ limón
1 cucharada de miel
Sal marina c/n
Pimienta c/n

dsc06182especias-nombresPreparación:
Cortar el pollo en trozos de tamaño similar, preferentemente pequeños para facilitar su cocción y garantizar buen sabor a cada uno. Condimentar con sal marina y pimienta a gusto.
Entibiar el aceite en una sartén de diámetro ancho. A fuego moderado, calentar en él las especias: jengibre, azafrán, comino, canela, orégano, peperoncino, ajo. Al contacto con el calor, las especias comenzarán a soltar sus aromas.

dsc06201Agregar el pollo troceado y cocinar hasta que tome un color tostado. Agregar los tomates re hidratados y cortados por la mitad, la miel, las aceitunas, las pasas, la cáscara rallada del limón y el jugo. Si la preparación necesitara más líquido puede agregar de a poco el agua del remojo de los tomates secos, pero no demasiado. Es una cocción rápida, no necesita hervir en ningún caldo.

dsc062041dsc06206dsc06210Cuando el pollo esté cocido y en armonía con el resto de los ingredientes finalizar con las almendras apenas picadas por la mitad, un poco de perejil picado, si es de su agrado, y pimienta molida.

dsc06214Servir con té de menta o de canela, o con un buen Malbec Argentino. O un Merlot Chileno?

dsc06229dsc06243dsc06256Marisa Bergamasco
(Aficionada a la escritura, al buen cocinar y al buen comer y a los buenos y grandes cariños, de profesión agente de viajes, soñadora de vocación, por siempre…)

Memorias con pan integral y tostada del Mediterráneo

Memorias con pan integral y tostada del Mediterráneo

Letras | Cocina

dsc052771Hace unos años, no tantos, escribí una novela. Andaba ligera como a los trece. Con las ideas y el andar apurados por una dicha como de primer beso. Vivía en la luna (ya he dicho esto antes?), con el permiso, sin embargo, de algunos terrestres, que abrigaban -mientras- la esperanza de que la historia se convirtiera en éxito. Mejor que en la luna. Vivía en la tierra de una familia inventada que me quedaba a la medida, ambas cosas, la familia y la tierra, y soñaba el lujo de una otra vida posible hecha al molde de quien escribe a diario y con ese sudor bien puede ganarse el pan.
No he vuelto a ser así de feliz. Y si algún otro mundo he de crear más adelante, sé que no habrá tal dicha. Como no hubieron más besos primeros. Sólo aquel gozo único, de hallazgo y pudor, de enorme promesa, de fiesta, de una hermosura que sin doler dolía…

Escribí este fragmento para la escritora mexicana Ángeles Mastretta, intento de confesión personal o relato para responder al suyo, que hablaba entonces acerca de lo que evocamos sin temor. Cuáles otros, sino los períodos felices, son los elegidos?
Quise copiarlo luego de ver a Tamara, una niña dulce en edad de primeros besos que me atiende en el almacén de alimentos naturales. Y lo hace con primor, razón para apreciarla y decirle que sí cuando nos pide algo. “Hice tu pan”, me contó antes de darme mi beso de despedida. “Mi mamá casi no me deja probarlo, le encantó y a mí también”. Y preguntó si podía mencionarla.

dsc05272Tamara trabaja entrañablemente, al tiempo que avanza hacia sus futuros recuerdos. Qué habrá de evocar cuando crezca para sentirse feliz? Los besos de ayer por la tarde? La graduación de la escuela? Los ratos irrepetibles con su mamá?

La receta de este pan es para ella, y para quienes comparten las ideas y el estilo de vida propios de una alimentación saludable. Es para usted, que evoca un período feliz y a lo mejor quiera hacerme partícipe y comentarlo. Yo convoco a los míos y huelo aroma a pan casero, que es aroma de paz y aroma a trigo molido como el que me convidan mis memorias más queridas. Y las suyas, a qué huelen?

Pan integral

Ingredientes:

500 grs de harina integral
400 grs de germen de trigo
100 grs de salvado de trigo
50 grs de levadura fresca
2 cucharadas al ras de sal marina
½ taza de aceite de oliva extra virgen
1 cdta. de azúcar integral
agua c/n (aprox. 100 ml para disolver la levadura más 250 ml para formar la masa)

dsc05241Preparación:

Disolver en un bowl la levadura con el azúcar, ayudándonos con un tenedor. Agregar el agua tibia y mezclar hasta disolver los grumos. Tapar con papel film y dejar leudar (esto tomará de 5 a 10 minutos).
En otro bowl mezclar la harina integral, el salvado de trigo, el germen de trigo y la sal. Abrir un hueco en el centro con las manos y verter la preparación de levadura cuando haya triplicado su volumen. Agregar el aceite de oliva y un poco de agua (siempre en el centro) y comenzar de a poco a incorporar los ingredientes secos desde los costados. Regular la cantidad de agua, en exceso arruinará nuestra masa, buscamos que sea consistente, no blanda.

pan-preparacion-x-2-levaduraModo tradicional:
Formar un bollo y tapar con papel film. Dejar levar hasta que duplique su volumen. Volcar sobre la mesada y amasar dándole la forma aproximada de nuestro molde. El molde deberá estar pincelado con aceite de oliva y estacionado en el freezer durante unos minutos. Cuando duplique su volumen colocamos la masa en el molde de pan y dejamos levar nuevamente.

dsc05269Cocinar en horno moderado durante aproximadamente 45 minutos. Desmoldar sobre un repasador y envolverlo hasta que tome temperatura ambiente.

dsc05281Modo rápido:
Si no tiene tiempo, como a menudo nos ocurre, puede amasar y cocinar directamente, obviando las etapas del leudado de la masa. El pan resultará igual de exquisito, sólo que un poco más compacto.

Tostada del Mediterráneo

Tostar una rebanada de pan integral. Frotar con un ajo partido por la mitad cuando el pan aún esté caliente. Proceder igual con la mitad de un tomate (el que más le guste, yo amo los cherrys). Terminar con aceite de oliva, pimienta y una pizca de sal marina.

dsc05288dsc05291Harinas integrales versus Harinas blancas

La harina integral es el resultado de moler el grano de trigo entero, es decir, conservando todas sus partes:

1- la cáscara o cubierta (salvado): contiene minerales (calcio, magnesio, hierro, potasio, sílice, etc.) y fibra (ésta es fundamental en la regulación de la absorción y movilidad intestinal)

2- el germen: posee proteínas y vitaminas muy importantes (B1, B2, B6, E, K, etc.), además, gran cantidad de minerales (potasio, fosfatos, calcio, magnesio) y algunos de ellos en pequeñas cantidades (oligoelementos) como el hierro, cinc, manganeso, yodo y flúor entre otros.

3- el albumen o parte interna: contiene almidón y otros hidratos de carbono (necesarios para el sistema nervioso). La presencia de vitaminas del grupo B (que se encuentran en el germen de trigo), ayuda a la transformación y aprovechamiento adecuados de estos nutrientes. De esta manera, los hidratos de carbono son asimilados de forma saludable.

Por el contrario, en la molienda para la elaboración de la harina blanca o refinada, se le extrae al grano de trigo tanto la cáscara como el germen y se utiliza exclusivamente el albumen. Por lo tanto, se encuentra desprovista de valiosos nutrientes que son importantes para una dieta balanceada. A esto cabe agregar que, en general, la harina blanca –para su mejor conservación – contiene aditivos y conservantes nocivos para la salud.

Por eso es tan aconsejable reducir al mínimo el consumo de productos refinados como las harinas o los azúcares.

Marisa Bergamasco
(Aficionada a la escritura, al buen cocinar y al buen comer y a los buenos y grandes cariños, de profesión agente de viajes, soñadora de vocación, por siempre…)

Estrenando Blog: Cocina y letras …

Estrenando  Blog: Cocina y letras …

Letras | Cocina

Iniciar un blog, a excepción de los avatares que para mí significa su implementación en la Web –por falta de habilidad e interés en estos temas en los que debería necesariamente ocuparme– es más sencillo que visitarlo luego con regularidad y mucho menos pretencioso que escribirlo siempre con la alegría anticipada de que quizá a usted, o de pronto a usted, o a usted mismo, sí, no se de vuelta, a usted, le guste y comparta conmigo y con otros sus pareceres.

dsc02515Escribo desde niña, bien o mal, y he visto desde siempre cocinar a mi madre. Cocino desde la adolescencia, o un poco antes de eso, preparando cada sábado una torta distinta para mi papá que llegaba de trabajar en el campo y saludaba con la pregunta: “Qué torta hiciste hoy”. Horneé todas las que proponía un libro que mi madre había comprado, y me esmeré sobre todo en aquellas que desafiaban hasta las mismas nociones de equilibrio en el armado o la paciencia de cualquier jovencita en su elaboración lenta y complicada. Qué importa. Su pregunta era mi premio.

Cociné como mi mamá, luego macrobiótico, light, proteico, con carnes y sin, sin amor nunca, sin gluten últimamente, con el mediterráneo me quedé más tiempo, y aún desde allí, con mis tres pasiones en vilo: la cocina, la escritura e Italia, intentaré que usted disfrute de estas letras con igual ansiedad renovada con la que habré de llegar, ojalá puntualmente, a este sitio.

dsc02513dsc02893Si está del otro lado, le doy las gracias, a los demás, dejo la invitación humilde para que nos acompañen de tanto en tanto. Sus preguntas harán de premios.

Adelantándome a nuestra próxima cita en la que hablaremos sobre el aceite de oliva, dejo una receta de Catón, político, escritor y militar romano, que vivió en el Siglo III antes de Cristo, y que evidencia que ya en aquella época el aceite no sólo se usaba como principal ingrediente de todo tipo de salsas, sino también para freír.

dsc04822Bolitas de queso de oveja (del tratado De Agri Cultura, Catón)

Ingredientes:
Queso de oveja *
Salvado de trigo
Aceite de oliva para freír
Miel
Semillas de amapola

dsc04832dsc04839Preparación:
Mezclar en un bowl igual cantidad de queso de oveja con salvado de trigo y formar pequeñas bolitas. Calentar el aceite y freírlas de a una a dos por vez, moviéndolas cuidadosamente con dos cucharas de madera.
Cuando están listas, retirarlas del fuego, rociarlas con miel y espolvorear encima semillas de amapola. Servir.

dsc04842* Puede utilizar queso de cabra o algún tipo de queso más bien cremoso.

dsc04847dsc04855Marisa Bergamasco

(Aficionada a la escritura, al buen cocinar y al buen comer y a los buenos y grandes cariños, de profesión agente de viajes, soñadora de vocación, por siempre…)