Deprecated: Creation of dynamic property SimpleShareButtonsAdder\Plugin::$assets_prefix is deprecated in /home/cocina/domains/cocinayletras.com/public_html/wp-content/plugins/simple-share-buttons-adder/php/class-plugin.php on line 22

Deprecated: Creation of dynamic property SimpleShareButtonsAdder\Plugin::$meta_prefix is deprecated in /home/cocina/domains/cocinayletras.com/public_html/wp-content/plugins/simple-share-buttons-adder/php/class-plugin.php on line 23
ajo | cocinayletras

Aceites perfumados para cocinar

Aceites perfumados para cocinar

Letras | Cocina

ACEITES-PERFUMADOS-19

Si debiera elegir el ingrediente símbolo de este blog ponderaría, sin duda, el aceite de oliva.

Con él hemos preparado la mayoría de las recetas. En la categoría “Cocinando con aceite de oliva” encontrará sea recetas dulces sea primeros platos o snacks y hasta sopas y smoothies. El post “Aceite vs Manteca”, como le confesé hace un tiempo, es el más leído de todo el blog, como resultado de la difusión periódica y constante de su uso en la que estoy comprometida desde la primera entrada de “cocinayletras”. Para celebrar!

ACEITES-PERFUMADOS-17

Si quiere más información sobre cómo reemplazar la manteca por el aceite de oliva siga este link, para hallar tips útiles a la hora de hornear con aceite de oliva siga este otro (sobre el aceite sólido en la cocina) y si continúa leyendo hallará recetas fáciles capaces de otorgar al sabor final de un plato un efecto casi de impacto.

ACEITES-PERFUMADOS-22Perfumar un aceite es una ocupación de 5 minutos. Sí! Así de rápido. Sin embargo, el aroma y sabor sugestivos que logrará al incorporarlo a cualquier comida no guarda relación alguna con la facilidad asombrosa que representa su elaboración.
Todos hablarán de él!

ACEITES-PERFUMADOS-20Aceite de paprika
Ingredientes:
100 ml de aceite de oliva
1 cdta. de paprika en polvo

ACEITES-PERFUMADOS-7ACEITES-PERFUMADOS-5

Preparación:
Calentar a fuego bajísimo el aceite de oliva.
Cuando está tibio agregar la paprika y mantener en el fuego revolviendo durante 4-5 minutos, pero “atención”: retirarlo de la hornalla cada 30 segundos o cada minuto para evitar recalentarlo.

ACEITES-PERFUMADOS-9Dejar enfriar, colar y envasar en una aceitera limpia.
Idealmente se conserva durante 2-3 semanas en la heladera, con el reparo de retirarlo unos minutos antes de utilizar.

ACEITES-PERFUMADOS-12ACEITES-PERFUMADOS-15Porque recuerde lo que sucede con el aceite cuando baja demasiado su temperatura.
Servir con pescados, carnes de todo tipo, mariscos, pastas.

Aceite de albahaca y ajo
Ingredientes:
100 ml de aceite de oliva
3 dientes de ajo grandes
½ taza de hojas de albahaca fresca

ACEITES-PERFUMADOS-10

Preparación:
Lavar y secar bien las hojas de albahaca.
Pelar los dientes de ajo.
Machacar juntos la albahaca y los ajos a fin de romper las hojas y los dientes para que empiecen a soltar su perfume.

ACEITES-PERFUMADOS-24Luego proceder como en el caso anterior.
Calentar a fuego bajísimo el aceite de oliva. Cuando está tibio agregar la albahaca y los ajos y mantener en el fuego revolviendo durante 4-5 minutos, pero “atención”: retirarlo de la hornalla cada 30 segundos o cada minuto para evitar recalentarlo.
Dejar enfriar, colar y envasar en una aceitera limpia.

Para terminar risottos, pastas, perfumar bruschettas, ensaladas, papas.

Aceite de romero y limón
Ingredientes:
100 ml de aceite de oliva
2 ramitas de romero fresco
cáscara rallada de un limón

ACEITES-PERFUMADOS-16

Preparación:
Lavar y secar bien las ramitas de romero. Rallar la cáscara de un limón. Disponer sobre una tabla el romero y la cáscara rallada de limón y realizarles unos pequeños cortes con un cuchillo afilado, sin atravesarlos pero dándoles golpes secos con el filo del cuchillo para que tanto el romero como el limón comiencen a desprender sus perfumes.

ACEITES-PERFUMADOS-27Luego proceder como en el caso anterior.
Calentar a fuego bajísimo el aceite de oliva. Cuando está tibio agregar el romero y la cáscara rallada de limón y mantener en el fuego revolviendo durante 4-5 minutos, pero “atención”: retirarlo de la hornalla cada 30 segundos o cada minuto para evitar recalentarlo. Dejar enfriar, colar y envasar en una aceitera limpia.

Para aromatizar pescados, carnes, papas, verduras salteadas o al horno, quesos de cabra.

Aceite de hinojo y pimienta
Ingredientes:
100 ml de aceite de oliva
½ cdta. de pimienta en grano
1 cdta. de hinojo en grano

ACEITES-PERFUMADOS-18

Preparación:
Trabajar ligeramente en mortero, molinillo de café o procesadora los granos de pimienta junto a los de hinojo.

ACEITES-PERFUMADOS-31Luego proceder como en el caso anterior.
Calentar a fuego bajísimo el aceite de oliva. Cuando está tibio agregar los granos de hinojo y pimienta partidos y mantener en el fuego revolviendo durante 4-5 minutos, pero “atención”: retirarlo de la hornalla cada 30 segundos o cada minuto para evitar recalentarlo. Dejar enfriar, colar y envasar en una aceitera limpia.

Combina idealmente con mariscos, hojas verdes amargas, radicchio, endivias, spaghetti, huevos.

ACEITES-PERFUMADOS-4

Marisa Bergamasco
(Aficionada a la escritura, al buen cocinar y al buen comer y a los buenos y grandes cariños, de profesión agente de viajes, soñadora de vocación, por siempre…)

Desde Chile: pebre y chancho en piedra

Desde Chile: pebre y chancho en piedra

Letras | Cocina

img_3937El padre de una amiga cumplió años en julio. Ochenta. Y fuimos a Chile, a su casa de Puerto Varas, en el campo junto al lago Llanquihue, a acompañarlo. El sol, aquel día, embestía la casa y agujereaba ventanas y rendijas para meterse sin preguntar. Lo recibimos como un premio bien ganado, luego de una sucesión inclemente de días grises, con harta lluvia, que cubrieron el horizonte de la región y ocultaron a la vista de todos la silueta protectora de los volcanes.

img_3965Ochenta es un número complejo de años para llevar encima. Lejos de cualquier espejo o dolor físico, quienes los han cumplido dicen no ser conscientes del paso del tiempo. –Me parece que fue ayer que…–les oímos introducir con frecuencia alguno de sus relatos. Narran los recuerdos que la memoria ha ido clasificando, numerando, concentrando y también, claro, fabricando. “La memoria cree antes que el conocimiento recuerde”, acaba de citar de Faulkner la escritora Frances Mayes en la primera página de Under Magnolia, un libro de memorias, recordadas y escritas quizá a la manera de Faulkner, manipulando los acontecimientos para conveniencia y beneficio propios, para que no duela lo que dolió en otro tiempo, para doblar la alegría de lo que fue confortante.

img_3948En eso anduvimos por Chile. Entre recuerdos. Aunque alejada de mis ochenta, me parece que fue ayer que emprendimos Saníssimo en la ciudad de Temuco, en un local de alquiler y con una camioneta equipada con enormes bandejas de plástico en el chasis para acarrear materias primas y productos terminados: verduras procesadas y envasadas al vacío en bolsitas individuales, listas para condimentar y servir en el plato. Ensaladas de repollo y zanahoria picados adornadas con perejil, papas lavadas y envueltas en redecillas de a kilo, entre otras, y las dos recetas que nos convocan hoy, presentadas en envases descartables: chancho en piedra y pebre. Distribuimos en los supermercados más grandes de la ciudad, hasta que el tamaño inicial y lógicamente pequeño de nuestra empresa no toleró la política de comercialización de estos gigantes con sus regateos de precio y pagos dilatados. Recuerdo los amigos de la feria, de los campos vecinos que nos proveían las papas y repollos, la tristeza de los clientes habituales cuando anunciamos el cierre. Sin embargo, y a mis ochenta tal vez lo olvide, la actividad exigía forzosamente casi veinte horas de trabajo diarias, un esfuerzo físico monumental y el estrés inusitado del pago tardío de parte de las grandes firmas. Esto que dolió, hoy no duele, la memoria se encargó luego de mitigar molestias y ponderar dignidades. Bendita memoria…

img_3996

Vamos a nuestras recetas.
El chancho en piedra es una de las preparaciones gastronómicas más típicas del Valle del Maule, en la zona central de Chile. Su nombre es una declinación del «Chanco en Piedra» que deriva del verbo chancar, del quechua ch’amqay, y significa machacar, moler. Se utiliza para describir la acción de chancar o moler los ingredientes en una piedra ahuecada utilizando un mazo de piedra, en definitiva, un mortero. Se acompaña con pan amasado, pero también con carne asada, humitas, sopaipillas (una especie de tortas fritas) o lo que tenga a mano para cucharear. Lo mismo para el pebre –del latín piper, que significa pimienta–, plato chileno por excelencia, que se sirve en la mayoría de las mesas y restaurantes de todo del país. El ingrediente picante, en el caso de esta última salsa, es el ají verde, y en Chile (a diferencia del nuestro) sí que pica!

img_3982Para distraer la ansiedad de la llegada del plato fuerte, aquí las recetas de estas salsas o pastas jugosas que en el país vecino se preparan de cientos de formas distintas, dependiendo del gusto de quien las hace y de los ingredientes disponibles. Dos espléndidas opciones de aperitivos saludables.

img_3973Pebre al limón de verdeos y ají

Ingredientes:
2 cebollitas de verdeo medianas
4 cdas. colmadas de perejil picado fino
1 ají verde mediano
cáscara rallada de ½ limón
jugo exprimido de ½ limón
1 cdta. de vinagre de manzana
aceite de oliva c/n
sal c/n a gusto

img_3773img_3789Preparación:
Partir el ají a lo largo, eliminar sus semillas y nervaduras y picarlo finamente. Picar también las cebollitas de verdeo con una corta porción de su parte verde.

img_3865img_3872img_3912Incorporar al ají y las cebollitas el perejil picado, la ralladura y jugo de limón, el vinagre, la sal y mezclar bien.

img_3881img_3884img_3890Agregar de a poco el aceite de oliva hasta lograr la consistencia de una salsa líquida. Probar y rectificar sal o jugo de limón si fuera necesario.

img_3904Chancho en piedra clásico

Ingredientes:
3 tomates grandes
2 dientes de ajo pequeños
1 ají verde grande
sal c/n a gusto
aceite de oliva c/n

img_3760img_3770img_3821Preparación:
Pelar los tomates (puede ayudarse sumergiéndolos un minuto en agua hirviendo con un corte superficial en cruz en sus bases).

img_3917Pelar los dientes de ajo, cortar el ají a lo largo y eliminar semillas y nervaduras. Picar la mitad del ají y machacar en mortero junto con los ajos y una pizca de sal hasta formar una pasta.

img_3836img_3850img_3921Picar un tomate, molerlo en mortero o procesarlo con semillas y su jugo. Quitar las semillas de los dos restantes y cortarlos en trozos bien pequeños. Esta última parte prefiero hacerla con cuchillo para evitar que los tomates se muelan.

img_3924img_3928Picar la otra mitad del ají. Mezclar todos los ingredientes, condimentar con sal a gusto y agregar de a poco el aceite de oliva hasta obtener, como en el caso anterior, la consistencia de una salsa líquida.

img_3953

Marisa Bergamasco
(Aficionada a la escritura, al buen cocinar y al buen comer y a los buenos y grandes cariños, de profesión agente de viajes, soñadora de vocación, por siempre…)