Deprecated: Creation of dynamic property SimpleShareButtonsAdder\Plugin::$assets_prefix is deprecated in /home/cocina/domains/cocinayletras.com/public_html/wp-content/plugins/simple-share-buttons-adder/php/class-plugin.php on line 22

Deprecated: Creation of dynamic property SimpleShareButtonsAdder\Plugin::$meta_prefix is deprecated in /home/cocina/domains/cocinayletras.com/public_html/wp-content/plugins/simple-share-buttons-adder/php/class-plugin.php on line 23
albahaca | cocinayletras

Aceites perfumados para cocinar

Aceites perfumados para cocinar

Letras | Cocina

ACEITES-PERFUMADOS-19

Si debiera elegir el ingrediente símbolo de este blog ponderaría, sin duda, el aceite de oliva.

Con él hemos preparado la mayoría de las recetas. En la categoría “Cocinando con aceite de oliva” encontrará sea recetas dulces sea primeros platos o snacks y hasta sopas y smoothies. El post “Aceite vs Manteca”, como le confesé hace un tiempo, es el más leído de todo el blog, como resultado de la difusión periódica y constante de su uso en la que estoy comprometida desde la primera entrada de “cocinayletras”. Para celebrar!

ACEITES-PERFUMADOS-17

Si quiere más información sobre cómo reemplazar la manteca por el aceite de oliva siga este link, para hallar tips útiles a la hora de hornear con aceite de oliva siga este otro (sobre el aceite sólido en la cocina) y si continúa leyendo hallará recetas fáciles capaces de otorgar al sabor final de un plato un efecto casi de impacto.

ACEITES-PERFUMADOS-22Perfumar un aceite es una ocupación de 5 minutos. Sí! Así de rápido. Sin embargo, el aroma y sabor sugestivos que logrará al incorporarlo a cualquier comida no guarda relación alguna con la facilidad asombrosa que representa su elaboración.
Todos hablarán de él!

ACEITES-PERFUMADOS-20Aceite de paprika
Ingredientes:
100 ml de aceite de oliva
1 cdta. de paprika en polvo

ACEITES-PERFUMADOS-7ACEITES-PERFUMADOS-5

Preparación:
Calentar a fuego bajísimo el aceite de oliva.
Cuando está tibio agregar la paprika y mantener en el fuego revolviendo durante 4-5 minutos, pero “atención”: retirarlo de la hornalla cada 30 segundos o cada minuto para evitar recalentarlo.

ACEITES-PERFUMADOS-9Dejar enfriar, colar y envasar en una aceitera limpia.
Idealmente se conserva durante 2-3 semanas en la heladera, con el reparo de retirarlo unos minutos antes de utilizar.

ACEITES-PERFUMADOS-12ACEITES-PERFUMADOS-15Porque recuerde lo que sucede con el aceite cuando baja demasiado su temperatura.
Servir con pescados, carnes de todo tipo, mariscos, pastas.

Aceite de albahaca y ajo
Ingredientes:
100 ml de aceite de oliva
3 dientes de ajo grandes
½ taza de hojas de albahaca fresca

ACEITES-PERFUMADOS-10

Preparación:
Lavar y secar bien las hojas de albahaca.
Pelar los dientes de ajo.
Machacar juntos la albahaca y los ajos a fin de romper las hojas y los dientes para que empiecen a soltar su perfume.

ACEITES-PERFUMADOS-24Luego proceder como en el caso anterior.
Calentar a fuego bajísimo el aceite de oliva. Cuando está tibio agregar la albahaca y los ajos y mantener en el fuego revolviendo durante 4-5 minutos, pero “atención”: retirarlo de la hornalla cada 30 segundos o cada minuto para evitar recalentarlo.
Dejar enfriar, colar y envasar en una aceitera limpia.

Para terminar risottos, pastas, perfumar bruschettas, ensaladas, papas.

Aceite de romero y limón
Ingredientes:
100 ml de aceite de oliva
2 ramitas de romero fresco
cáscara rallada de un limón

ACEITES-PERFUMADOS-16

Preparación:
Lavar y secar bien las ramitas de romero. Rallar la cáscara de un limón. Disponer sobre una tabla el romero y la cáscara rallada de limón y realizarles unos pequeños cortes con un cuchillo afilado, sin atravesarlos pero dándoles golpes secos con el filo del cuchillo para que tanto el romero como el limón comiencen a desprender sus perfumes.

ACEITES-PERFUMADOS-27Luego proceder como en el caso anterior.
Calentar a fuego bajísimo el aceite de oliva. Cuando está tibio agregar el romero y la cáscara rallada de limón y mantener en el fuego revolviendo durante 4-5 minutos, pero “atención”: retirarlo de la hornalla cada 30 segundos o cada minuto para evitar recalentarlo. Dejar enfriar, colar y envasar en una aceitera limpia.

Para aromatizar pescados, carnes, papas, verduras salteadas o al horno, quesos de cabra.

Aceite de hinojo y pimienta
Ingredientes:
100 ml de aceite de oliva
½ cdta. de pimienta en grano
1 cdta. de hinojo en grano

ACEITES-PERFUMADOS-18

Preparación:
Trabajar ligeramente en mortero, molinillo de café o procesadora los granos de pimienta junto a los de hinojo.

ACEITES-PERFUMADOS-31Luego proceder como en el caso anterior.
Calentar a fuego bajísimo el aceite de oliva. Cuando está tibio agregar los granos de hinojo y pimienta partidos y mantener en el fuego revolviendo durante 4-5 minutos, pero “atención”: retirarlo de la hornalla cada 30 segundos o cada minuto para evitar recalentarlo. Dejar enfriar, colar y envasar en una aceitera limpia.

Combina idealmente con mariscos, hojas verdes amargas, radicchio, endivias, spaghetti, huevos.

ACEITES-PERFUMADOS-4

Marisa Bergamasco
(Aficionada a la escritura, al buen cocinar y al buen comer y a los buenos y grandes cariños, de profesión agente de viajes, soñadora de vocación, por siempre…)

Popovers de albahaca y jengibre. Gluten free!

Popovers de albahaca y jengibre. Gluten free!

Letras | Cocina

POPOVERS-16_tnR

Anduve pensando en la receta de estos popovers durante más de dos meses. Quién sabe si el mecanismo interno que acciona la inspiración trabaja con un método propio para calificar la variedad de estímulos que percibimos a cada instante, o si lo hace con autonomía de nuestros intereses y gustos o si lleva una amplia agenda de los episodios que protagonizamos…

POPOVERS-23_tn

Que la inspiración nos encuentra trabajando es una verdad a medias, pues a la inspiración también hay que ayudarla. Como dije en una entrada anterior, esforzarnos por plantarse uno mismo en el camino de la belleza, hacerse el ánimo de la belleza, pensar en ella como un ejercicio eficaz para conjurar aquello que nos aparte de su cobijo.

POPOVERS-14_tn

POPOVERS-15_tn

Mientras la idea de los popovers maduraba, relegada por las últimas seis o siete recetas de este blog que consideré más atractivas, hallé la razón real por la cual aún no los había preparado. Y sí. Faltaba algún ingrediente característico de cocinayletras que les diera su impronta. Mientras otras recetas –no menos deliciosas– fueron ganando el derecho de aparecer en el blog, hallé la combinación sutil (probada en tres preparaciones repetidas de la misma receta consecutivamente) del jengibre con la albahaca para otorgarles sabor y elegancia al mismo tiempo a los popovers.

POPOVERS-19_tnR

El popover es un bollo liviano, una especie de pancito pequeño cuya masa sube por encima del molde cuando se hornea, de allí su nombre en inglés que significa, literalmente, “saltar por encima”. Es ideal para los días de frío, pues sugiero comerlos calientes, o tibios, apenas salidos del horno. En este caso preparé una versión salada, pero los puede acompañar también con ingredientes dulces o combinarlos: queso de cabra y mermelada de higos, lonjas de parmesano y relish de tomates verdes GM, finísimas láminas de prosciutto con chutney de mango y vainilla, etc. A usted la creatividad…

POPOVERS-17_tn

A mí el trabajo placentero de mostrarle paso a paso cómo darse un gusto sano con muy pocos ingredientes.

A la receta…

POPOVERS-21_tn

Popovers de albahaca y jengibre. Gluten free!

Ingredientes: (para 10 popovers medianos)
160 ml de leche de coco
2 cdas. colmadas de jengibre rallado
180 grs de fécula de mandioca
120 grs de harina de arroz dulce (blanca)
1 1/2 cdtas. de sal marina
2 huevos medianos
40 ml de aceite de oliva
1 cdta. de polvo de hornear
2-3 cucharadas de albahaca fresca picada

POPOVERS-1_tn

Preparación:
Precalentar el horno a fuego moderado. Untar con rocío vegetal o aceite de oliva 8 moldes pequeños de muffins. Llevar a heladera o freezer hasta el momento de utilizarlos.

POPOVERS-3E_tn

Calentar a fuego mediano la leche de coco y el jengibre rallado, cuando llegue a punto de hervor bajar el fuego a mínimo y mantenerlo durante 6-7 minutos para dar tiempo al jengibre de impregnar la leche con su aroma y sabor característicos. Retirar del fuego, dejar enfriar y reservar.

POPOVERS-5_tn

Mezclar la fécula de mandioca, la harina de arroz dulce, la sal marina, el polvo de hornear. Reservar.

POPOVERS-2_tn

Batir el huevo y agregar la leche de coco. Añadir el aceite de oliva y seguir batiendo.

POPOVERS-6_tn

POPOVERS-7_tn

Agregar los ingredientes secos en dos tandas. Debe resultar una preparación bastante ligera.

POPOVERS-8_tn

Por último incorporar la albahaca picada.

POPOVERS-9_tn

Llenar los moldes hasta ¾ partes de su contenido. Espolvorear con queso rallado y llevar a horno durante 20 minutos (evitar abrir el horno antes de tiempo).

POPOVERS-10_tnPOPOVERS-11_tn

Retirar del horno cuando estén apenas dorados en la superficie. Desmoldar y servir. Los que no se coman en el momento pueden calentarse después unos minutos en el horno y quedarán como recién hechos. Espero que los disfrute!

POPOVERS-12_tnPOPOVERS-13_tn

POPOVERS-20_tn

Marisa Bergamasco
(Aficionada a la escritura, al buen cocinar y al buen comer y a los buenos y grandes cariños, de profesión agente de viajes, soñadora de vocación, por siempre…)

Pequeños cherrys

Pequeños cherrys

 Letras | Cocina

dsc07259Estirando el centímetro, alcanzo a medir 1,60 m. En eso no salí a mi madre, quien jamás usó tacos, y al mínimo batido de los peinados de una vez resultaba más alta que mi padre.
Desde que perdí peso me visto del tamaño de los niños, claro que la ropa alegre e infantil que antes me sentaba simpática, ahora que estoy unos años más crecida podría crear ciertas sospechas sobre la incipiente pérdida de mis facultades mentales. Sí, seré una vieja con ropa de niña, con la salvedad de mis pies, pues si continúa esta pugna de mis juanetes por sobresalir cada día un poco más, el calzado tendrá que adaptarse a esta condición degradante y, en consecuencia, también a la edad.

dsc06983Como pequeña, me gusta todo lo pequeño, y sufro de cierta compulsión por comprarlo. Claro que hay otras cosas, incontables, algunas básicas, que deberían ser siempre grandes, como las casas, las ambiciones, las cuentas de banco, las valijas, las cocinas, las ventanas… No muy fáciles de obtener, me compenso en su lugar pagando menos por aquello que suele caber en mi puño, o en los dos. Le explico: individuales de mesa, un plato de postre, un cuarto de higos turcos, una barra de chocolate, un libro, un ramo de fresias, un frasco de miel de limón, una crema de manos importada que traje ayer (casi fuera de mi presupuesto), una revista de cocina.

dsc07055Y a mí qué me importa? Dirá usted, muy oportunamente.
Abordemos, mejor, el tema de la gastronomía, que es el que nos convoca aquí y por el cual usted me sigue, y repasemos el dilecto universo de elementos –no obstante pequeños– aptos para aniquilar el hambre, la ansiedad o el vicio de comer y, además, con altas propiedades antidepresivas para quienes, como yo, no estamos a estas alturas en estado de combatir tristezas con ejercicios más interesantes.

dsc07003Los vegetales baby:
zanahorias, remolachas, puerros, papines, hinojos, berenjenas… De colores y sabor muy vivos. Si fueran medicamentos, deberían venderse como la alternativa forte de la versión original. Un inspirado capricho de la naturaleza.

dsc07007Los frutos secos:
tomemos el caso de la almendra. Un primer mordisco duro, que cruje y anticipa los que vendrán después para reducir su firmeza a una masa blanda, entre amarga y dulce, completamente elegante, indeciblemente sutil.
Un diente de ajo:
picante, persistente, impertinente como perro chico, impetuoso.
Los frutos rojos:
entretienen, adornan, enamoran.

 

dsc07024Aceitunas:
de carne y hueso. Tiernas, amables y versátiles. Me gustan todas: las verdes, las negras, las moradas, las negras “tipo” griegas, todas. Y las hago partícipes de diez de cada diez de mis preparaciones. No, no es verdad, exagero, no se me ha ocurrido todavía una receta de postre en donde incluirlas. Pero puedo pensarlo…

El higo, incitante y sensual, como la uva, la palta, el caqui, un langostino, una almeja, las vieras. Frutas y frutos de pulpa apacible, que se dejan comer con facilidad y nos contagian el sosiego y su mansedumbre.
Sea en el mar o en la tierra, la lista de estos pequeños deleites es tan copiosa que un solo blog no daría abasto para contenerla. Menos mal que nuestro mundo, pese a las injurias que le infligimos, no renuncia a su fecunda generosidad. No todavía…

Un tremendo lío para llegar al tomate cherry, mire usted si seré cuentera…
El cherry. Un pequeño rey. Colérico. Explota en la boca o en la cacerola y desparrama a propósito un reguero de jugo y semillas como representación o aviso de que con este chiquito no se juega. Rojo intenso. Acidez moderada. Amigo de la albahaca, el tomillo, el ajo, el aceite de oliva y las olivas. De la lechuga, la endivia, la palta, la pasta, el pollo, la pizza, el apio, la polenta, el mijo, el berro, la rúcula, el brócoli, y… amigo mío también! Y de usted? De quién no?

Cherrys con interior de tapenade y queso de cabra

Ingredientes:
(las cantidades no están indicadas, dependerá del número de personas que comerán este plato, ideal como aperitivo. Tenga en cuenta al hacer sus cálculos que estos cherrys crean necesidad…)

dsc07162Tomates cherrys c/n
Queso de cabra cortado en pequeños cubos c/n (o queso azul)
Tapenade de olivas (la misma que llevamos al picnic) c/n
Hojitas de albahaca c/n
Aceite de oliva c/n

dsc07168Preparación:
Cortar la tapa de los tomates cherrys y una mínima rodajita en su base para lograr que se apoyen. Ahuecar con un cuchillo bien filoso o una cucharita. Proceder con mucha delicadeza pues se rompen fácilmente.
Agujerear la tapa con un palillo o escarbadientes justo en el lugar en donde estaba su cabito original.

dsc07093Rellenar la mitad de los cherrys con la tapenade y la otra mitad con los cubitos del queso de cabra o del queso azul.

dsc07100dsc07109Forrar una asadera con papel aluminio embebido en rocío vegetal y estacionarlo en la heladera durante unos minutos. Colocar sobre el papel los tomates cherrys, las tapas a un costado y verter encima aceite de oliva.
Cocinar en la parte alta del horno, a fuego moderado, durante 5 a 10 minutos.
Saldrán arrugados y perderán la apariencia idílica que tenían crudos, pero ganarán en sabor y usted me lo agradecerá.
Introducir las hojitas de albahaca en el agujerito de la tapa, no tiene que hacerlo con todas, sólo hasta que la paciencia le alcance. Colocar las tapas sobre los tomates y servir.

dsc07248dsc07213Marisa Bergamasco
(Aficionada a la escritura, al buen cocinar y al buen comer y a los buenos y grandes cariños, de profesión agente de viajes, soñadora de vocación, por siempre…)